21/07/19 I Presidenciales 2019
Hubo un nuevo simulacro de escrutinio provisorio de las PASO nacionales


“El nuevo sistema de transmisión de datos no solo es más ágil sino también notoriamente más transparente”, aseguró el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, en el simulacro de escrutinio provisorio que se realizó este sábado.
Allí, los funcionarios de la Dirección Nacional Electoral y del Correo Argentino reprodujeron las tareas de transmisión, recepción, carga y procesamiento de telegramas para constatar el funcionamiento del nuevo sistema y el tiempo del conteo.
Periodistas, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil dedicadas al control electoral se reunieron primero en la Escuela Nº 5 de Barracas, donde fueron testigos de un simulacro de transmisión de siete mesas, y más tarde se dirigieron a las oficinas centrales del Correo Central. El simulacro comenzó a las 9 de la mañana, dos horas después se habían procesado 82.500 telegramas y cuatro horas después, 94.706 de las 95.403 mesas que tendrían que enviar su información desde todo el país.
En la escuela se vio a los técnicos mostrar de qué modo es posible fiscalizar en tiempo real el escaneo de los telegramas, constatando la información que sale y que puede ser igualmente monitoreada al llegar. En la sede del Correo se recorrieron las instalaciones donde los operadores digitales cargaban la información simulada de las agrupaciones políticas, que le iba llegando de las escuelas que este sábado enviaron telegramas, aunque no todas, porque algunas no abrieron por distintas dificultades entre las que se enunciaron fuertes nevadas en el sur.
“Antes, había un agujero negro desde que salían los telegramas de las escuelas en algún vehículo hasta que llegaban al centro de transmisión, no se sabía qué podía pasar en el trayecto con esa información. En cambio, ahora, se fiscaliza el momento de transmisión y recepción del telegrama”, aseguró Pérez.
De hecho, en las elecciones de 2015 había 237 centros de transmisión de datos, en la de 2017 había 397 en las PASO y 413 en las generales, pero en estas elecciones se transmitirá desde 11.041 establecimientos de votación con señal y energía, porque cada escuela será un centro de transmisión de los 95.403 telegramas de las mesas de votación.
Además, como contingencia ante dificultades en alguna escuela o en el caso de las 4.000 escuelas que no tengan facilidades de señal y energía, o muy pocas mesas que no justifican movilización de personal para un scanner propio, se utilizarán 1.129 Sucursales Electorales Digitales del Correo. La Provincia de Buenos Aires, que concentra el 38% del padrón electoral, tiene para estas elecciones un significativo aumento de las SED, que pasaron de 163 243.
"El traslado físico de los telegramas era algo sobre lo que nosotros llamamos la atención en reiteradas oportunidades, por eso celebro el nuevo sistema ya que, aun pensando bien, reduce las posibilidades de extravíos y faltantes", dijo a Infobae Leandro Querido, director ejecutivo de Transparencia Electoral.
La oposición peronista objetó el nuevo sistema de transmisión que fue adjudicado a la empresa de origen venezolano Smartmatic (hoy asentada en Gran Bretaña) en una licitación y alertó acerca de un posible fraude, algo muy difícil que se concrete ya que el acta y el certificado del escrutinio no ingresan en el mismo sistema, y forman parte del conteo definitivo.
Las críticas también se extendieron al escrutinio provisorio por la imposibilidad de que los expertos digitales de la oposición puedan analizar el código fuente del software, su desarrollo y vulnerabilidades. Sin embargo, la CNE recibirá 48 horas antes de la elección el software que se utilizará, momento en el que estarán presentes los responsables de los distintos partidos políticos para que verifiquen la integridad del contenido a través de un dispositivo externo que se generará para la ocasión. Luego se producirá un "documento GEDO", que será nuevamente auditado al concluir el conteo.
El escrutinio provisorio no tiene validez legal, ya que el único que reconoce la justicia es el definitivo, que tarda entre 10 y 20 días. Como el más rápido y el que declara ganadores y perdedores en la misma noche de la votación es el provisorio, suele generar sospechas de parte de la oposición, a pesar de que en Argentina no suele haber diferencias significativas entre uno y otro.
El simulacro realizado hoy contó con una inusual presencia de periodistas, además de representantes del PJ, Juntos por el Cambio, CC, UCR, FIT y MAS, y otras fuerzas políticas. CIPPEC, Red Ser Fiscal, Observatorio Electoral de la Universidad Nacional de La Plata fueron algunas de las organizaciones civiles presentes. Con información de Análisis digital.