31/05/19 I Día Mundial sin fumar
Catalunya impulsará una nueva ley que prohibirá fumar en los coches privados


El Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya ha anunciado esta mañana que está trabajando en la elaboración de una nueva ley de adicciones que propondrá nuevas prohibiciones para el consumo de tabaco: no se podrá fumar en instalaciones deportivas al aire libre ni semicerradas, en las paradas de transporte público de autobús y tren ni tampoco en los vehículos privados. Además se extenderá a 5 metros el perímetro de prohibición en los centros sanitarios, escolares y dependencias de la Administración Pública. Se prevé que esta nueva normativa entre en vigor dentro de un año.
El anuncio lo ha realizado la consellera de Salut, Alba Vergés, en una rueda de prensa celebrada en el marco del Día Mundial sin Tabaco, como respuesta a las últimos datos de consumo, que indican un repunte después de siete años de una tendencia descendente. El 30,9% de los hombres catalanes y el 20,5% de las mujeres fumaba en 2018, mientras que el 2017 lo hacía el 29,7% y el 18%5 respectivamente.
Joan Guix, Secretario de Salut Pública de la Generalitat, ha explicado que la prohibición de fumar en el coche es una medida para proteger no solo la salud de las personas, sino también su “seguridad”. Va en la línea de la prohibición del uso del móvil o el GPS. Se calcula que cada calada a un cigarro provoca en el conductor un lapso de entre cinco y diez segundos de desconexión del campo visual, lo que supone un claro peligro para la seguridad vial.
Se limitará el uso de cigarrillos electrónicos
La ley también equiparará la regulación de los nuevos dispositivos que han surgido en los últimos años, como los cigarros electrónicos o aparatos de tabaco sin combustión, a la de los productos convencionales del tabaco. Estos productos no se podrán consumir en aquellos lugares donde está prohibido fumar, y también se limitará la publicidad de estos dispositivos. En definitiva, el uso de cigarrillos electrónicos se acotará aún más, ya que hasta ahora solo están prohibidos en hospitales y escuelas.
La normativa incorporará también otros ámbitos, como las drogas, el alcohol y las nuevas tecnologías. Dado que se trata de una ley muy ambiciosa, ha subrayado la consellera, se requerirá la menos un año para su entrada en vigor. En el caso de la prohibición de fumar en los coches, por ejemplo, Salut tendrá que trabajar en colaboración con el Departament d’Interior. También se requerirá coordinación con el Servei Català de Trànsit y con la Dirección General de Tráfico (DGT). El organismo estatal también anunció recientemente que estaba estudiando la posibilidad de prohibir que se fume en los vehículos privados. Con información de La Vanguardia de España.