25/05/19 I Nuevo puente argentino-uruguayo
Monte Caseros y Bella Unión quieren concretar su proyecto más ambicioso


El plan costaría US$ 114 millones y la CARU ya lo aprobó, pero no hay financiación. La obra permitirá la creación de otra triple frontera en el continente. La obra sería sobre el río Uruguay. Habría un consorcio de empresas de capital chino y argentinos interesados en realizar la megaobra.

El proyecto es ambicioso. Se trata de un puente de 1.570 metros de largo que una a Bella Unión (ROU) con Monte Caseros (Corrientes-Argentina). Luego de décadas de postergación, la obra empieza a tomar forma y allí crece la ansiedad. Sueñan con convertirse en la segunda triple frontera del continente y volverse un “polo de desarrollo” por primera vez en su existencia.

Las expectativas aumentaron cuando la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) aprobó la iniciativa. Un estudio presentado en octubre del año pasado le da el visto bueno pero hace énfasis en que todavía falta quien ponga los más de US$ 100 millones que se necesitan.
El 98% de los vecinos de Bella Unión está de acuerdo con la instalación del puente, según una encuesta realizada por la CARU. López considera que esta iniciativa podría tomar en cuenta una “frontera olvidada”.

Hoy sabemos varias características del plan. La idea es que el puente esté ubicado tres kilómetros aguas abajo de Bella Unión y Monte Caseros. La obra será de casi 12 kilómetros de longitud, ya que incluye las rutas de acceso que deberán construirse en ambas márgenes del río. Tendrá dos carriles y demorará 36 meses en hacerse. Según el estudio, demandará 500 obreros y el costo total será de US$ 114 millones más impuestos. Esperan que la inversión pueda amortizarse con el pago de peajes, lo que llevará 30 años.
Ahora, ¿qué tan importante es para ambos países sumar un cuarto puente que los conecte? Mario Barletta, actual embajador de Argentina, se refirió al tema en setiembre del año pasado. Ni siquiera había puesto un pie en Montevideo y ya estaba dando declaraciones a Radio Uruguay, en las que ratificaba que “en las primeras hojas” de su carpeta se encontraba este plan. “Ya empezamos a trabajar en el lobby para ese puente. Vamos a intentar hacer lo posible, sería una oportunidad para seguir estrechando lazos”, afirmó.

La pelota está puesta ahora en las cancillerías de Uruguay y Argentina. La CARU les entregó en octubre el estudio y no hay plazos para que ambas se expidan. Rogelio Texeira, vicepresidente de la delegación uruguaya en la comisión y quien estuvo al frente de esta investigación, considera que el proyecto “está pronto para ser licitado”, si bien todavía están esperando la respuesta de los dos Estados.

Por su parte, el actual intendente de Artigas, Pablo Caram, señala que él también está de acuerdo con el plan y asegura que escuchó “algunos rumores” sobre la financiación. Dice que habría dos empresas, una china y otra argentina, que estarían interesadas en invertir en el puente a través de la ley de Participación Público Privada (PPP). El jerarca viajará en las próximas semanas a Montevideo y planea comentar este tema con el canciller Rodolfo Nin Novoa.
Tan cerca pero tan lejos
Miguel Ángel Oliveri es el intendente de Monte Caseros. La ciudad que él dirige está enfrentada a Bella Unión, pero para llegar hasta ahí hay que recorrer al menos 340 kilómetros por ruta. El paso fronterizo más cercano está en Uruguayana, Brasil, que conecta con Paso de los Libres, en Argentina. Otra opción es bajar a Salto e ir por Concordia, pero la gente no suele utilizar esta alternativa. También se puede viajar en unas lanchas que tienen un costo de $ 800 uruguayos y solo lo hacen de lunes a viernes.

Hace pocas semanas Gustavo Valdés, el gobernador de la provincia de Corrientes (dentro de la cual está Monte Caseros) visitó la localidad y reafirmó su compromiso con la obra, cuenta Oliveri. Pero él también es consciente de que la situación en su país “no es la mejor” para meterse en un plan que requiere más de US$ 100 millones, en especial porque los argentinos han pagado buena parte de los puentes que hay en el río Uruguay. En el caso del que une Paysandú con Colón, Argentina aportó el 70,5% del presupuesto necesario. El resto corrió por cuenta del Estado uruguayo.

Pero esta obra tiene una diferencia con respecto a las demás. Las otras tres están conectadas con Entre Ríos, mientras que esta iría a Corrientes. 


Más de 100 hectáreas expropiadas para el puente
El estudio de factibilidad elaborado por la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) prevé que se deban expropiar más de 100 hectáreas al margen del cauce. En Uruguay, el Estado debería apropiarse 34 hectáreas, mientras que en Argentina ascienden a 108. El puente será construido tres kilómetros aguas abajo de Bella Unión y Monte Caseros, y requerirá de la infraestructura necesaria para acceder a él. Por eso, si bien el costo total del proyecto es de US$ 114 millones, el puente costará US$ 66 millones. En tanto, se deberán invertir US$ 24 millones en expropiaciones, señalización e iluminación. También se instalará la aduana, que requerirá de un edificio que tendrá un costo de US$ 12 millones. Finalmente, el estudio señala que habrá otros costos, como los gastos de vivienda y movilización de los obreros que trabajarán en la obra. En eso se deberán invertir US$ 9 millones. Con información de El País de Uruguay y Elentrerios.com