05/03/19 I Error de cálculo
AFIP lleva recaudados $11.500 millones menos que lo esperado en 2019


Un informe del Iaraf le puso números a la pérdida de recursos tributarios generados por la sobreestimación de lo que ingresaría durante el 2019 en materia de derechos de exportación: en el primer bimestre se recaudaron $22.711 millones menos que lo presupuestado para ese tributo. Y, en total, la recaudación publicada por Afip para los primeros dos meses del año debería haber sido $11.500 millones superior a la registrada.
El efecto negativo de las recesiones sobre la recaudación tributaria es conocido: al caer la actividad se contraen los ingresos y aquel superávit que se busca lograr mediante ajuste fiscal termina complicándose. Como un perro que intenta morderse la cola, el Gobierno debe volver a ajustar el gasto, lo que nuevamente impulsa el parate económico, afectando a la recaudación, y así sucesivamente. Se paga el precio político de ajustar y no se obtiene el beneficio contable buscado.
En este caso se sumó el efecto de un evidente error de cálculo en los ingresos de los derechos de exportación, que están captando mes a mes menos de la mitad de lo proyectado por el Presupuesto 2019. El economista de la UNLP, Francisco Eggers, dijo a BAE Negocios hace unas semanas: "La forma no elegante de plantearlo es que la estimación presupuestaria de los derechos de exportación es un disparate".
En off los analistas coinciden en que, aunque parezca absurdo, daría la sensación de que hubo un mal cálculo de cuánto iba a ingresar por derechos de exportación, como si estuviese mal calculada la relación entre exportaciones y derechos.
Un informe del Iaraf le puso números a la pérdida de recursos tributarios generados por la sobreestimación de lo que ingresaría durante el 2019 en materia de derechos de exportación: en el primer bimestre se recaudaron $22.711 millones menos que lo presupuestado para ese tributo. Y, en total, la recaudación publicada por Afip para los primeros dos meses del año debería haber sido $11.500 millones superior a la registrada.
El efecto negativo de las recesiones sobre la recaudación tributaria es conocido: al caer la actividad se contraen los ingresos y aquel superávit que se busca lograr mediante ajuste fiscal termina complicándose. Como un perro que intenta morderse la cola, el Gobierno debe volver a ajustar el gasto, lo que nuevamente impulsa el parate económico, afectando a la recaudación, y así sucesivamente. Se paga el precio político de ajustar y no se obtiene el beneficio contable buscado.
En este caso se sumó el efecto de un evidente error de cálculo en los ingresos de los derechos de exportación, que están captando mes a mes menos de la mitad de lo proyectado por el Presupuesto 2019. El economista de la UNLP, Francisco Eggers, dijo a BAE Negocios hace unas semanas: "La forma no elegante de plantearlo es que la estimación presupuestaria de los derechos de exportación es un disparate".
En off los analistas coinciden en que, aunque parezca absurdo, daría la sensación de que hubo un mal cálculo de cuánto iba a ingresar por derechos de exportación, como si estuviese mal calculada la relación entre exportaciones y derechos.
En lugar de recaudar u$s900 M al mes, por retenciones ingresaron u$s400 millones mensuales
Compartir
El informe publicado ayer por Iaraf calculó que, en derechos, en el primer bimestre se recaudaron $22.711 millones menos de lo necesario para cumplir con el Presupuesto 2019. A la vez, se recaudó menos por IVA ($2.301 millones) y por seguridad social ($4.717 millones). Compensaron parcialmente, dijo Iaraf, el impuesto al cheque, con $4.620 millones más y ganancias, con $16.485 millones extra.
Acerca de la magnitud de ese aporte extra de ganancias, juega la forma de realizar el cálculo. Si se proyectara de manera lineal lo recaudado en el primer bimestre por ese impuesto, el año cerraría 6% debajo de lo presupuestado. El cálculo de Iaraf surge de una cierta estimación de lo estacional. El año efectivamente cerraría por encima de lo esperado en ganancias, por una inflación que terminará siendo superior a la estimada por el Gobierno.
Eggers dio su punto de vista acerca de lo ocurrido por el lado de los derechos: "Este año lo que se va a recaudar por derechos de exportación va a quedar muy lejos de lo presupuestado, el faltante puede equivaler al 1% del PBI. En el primer bimestre se recaudó u$s875 millones y la proyección oficial es u$s10.973 millones en todo el año. En una proyección lineal, se debería haber recaudado u$s1.829 millones. A partir de abril va a mejorar algo por la cosecha pero no va a llegar ni de cerca".
La economista de LCG, Melisa Sala, destacó: "Para alcanzar la meta, en los próximos 10 meses los derechos deberían recaudar $40.000 M mensuales, es decir 66% más que los $15.000 M de estos meses. Aun con un aumento esperado de la cosecha del 30% anual, el objetivo parece ambicioso. Y sin dudas es una variable a monitorear dado que es el principal mecanismo con el cual lograr la convergencia fiscal". BAE Negocios.